Lecciones desde Riaño

Imaginemos un coto de caza situado en la montaña leonesa gestionado por una junta vecinal, donde además de las especies habituales de caza mayor podemos encontrar lobo y de forma incipiente el oso y que nos dibuja, por tanto, un ecosistema cuando menos, bien conservado. Imaginemos también que este coto es poco rentable, tiene problemas de furtivismo y sobre el que además planea un proyecto de minería a cielo abierto, con el consiguiente impacto ambiental en un territorio sensible pero también con las consiguientes oportunidades de empleo para la población local. ¿Como puede resolverse este dilema?
Wildlife & Bio, organización tras la que se encuentra Wild Watching Spain, una empresa focalizada en el turismo de observación de fauna y con sede en Oviedo, ha planteado una solución alternativa: Esta asociación ha adquirido, con la ayuda de otros promotores y organizaciones, los derechos de caza del coto y ha asumido el control del mismo, poniendo en práctica un modelo de gestión totalmente antagónico al anterior. De esta manera, se ha conseguido plantear una alternativa económicamente viable al proyecto minero y, al tiempo que se sigue manteniendo la actividad cinegética, también genera ingresos a través de la observación de fauna. Este coto se llama Caminayo y es, para nosotros, un ejemplo de cómo puede construirse sostenibilidad real en el territorio, partiendo de las necesidades del ecosistema y ofreciendo un modelo de generación de ingresos absolutamente respetuoso con el medio, abriendo nuevas perspectivas y en colaboración con la población local. Wildlife & Bio y Wild Watching Spain nos aportan una experiencia inspiradora y que nos dice que es posible hacer las cosas de otra manera.
Esperamos y confiamos en que sirva como modelo.

(En la foto, el portal de fotografía de naturaleza La Mirada Natural hace acto de entrega de 1000 € a Wildlife & Bio para la compra de derechos de caza en Caminayo. Fuente: La Mirada Natural)

Deja un comentario